Archivo de la etiqueta: mujeres emprendedoras

Feria-Trastienda

¡Feria LA TRASTIENDA abre sus puertas!

Colempresarias, la Fundación Construir País y Mistyk, con el apoyo de la Alcaldía de Cali y la Fundación WWB Colombia, invitan a todos los caleños a visitar la feria LA TRASTIENDA que abrirá sus puertas al público los días 4 y 5 de diciembre a partir de las 10 a.m y hasta las 7 p.m. en el Barrio San Vicente por la entrada de la Av. 5 BN 25 N 14, a una cuadra de la Av. Sexta.

La inauguración oficial se llevará a cabo el 3 de diciembre a las 5:30p.m y estará a cargo del Dr. Luis Alfredo Gómez, Secretario de Desarrollo Territorial y Bienestar social de la Alcaldía de Cali y la Dra. Martha Lucía Vásquez, Presidenta Ejecutiva de Colempresarias y gestora de la iniciativa.

LA TRASTIENDA llega por segunda vez a Cali y busca consolidarse año tras año como un espacio para visibilizar a mujeres emprendedoras que en esta oportunidad entregarán al público visitante una amplia oferta de marroquinería, joyería, bisutería, ropa para niñas y niños y para mujer, artesanías, manualidades, artículos navideños y para el hogar, vinagres naturales, dulces y tortas, entre otros.

El evento incluye Feria, conferencia sobre innovación para empresarias, sesión de networking para conectar a las emprendedoras con compradores y organizaciones que apoyan el emprendimiento en la ciudad y música navideña, que harán de éste un espacio cálido para comprar, compartir experiencias en el camino para hacer empresa y antojarse de lo que están produciendo nuestras emprendedoras.

 

Cali y el Valle del Cauca necesitan del emprendimiento de sus mujeres y ello requiere del compromiso de todos los sectores de la sociedad.

¡Los esperamos!

Sin-título-1 (1)

Errores que debes evitar al emprender desde casa

La mayoría de emprendedores, durante las primeras fases de su nuevo negocio, deben trabajar desde sus casas ya que todavía no se han capitalizado lo suficiente para tener su propio espacio de trabajo.

Por esta razón te compartimos este artículo con los errores que debes evitar a toda costa al emprender desde tu hogar:

1. Pasar mucho tiempo en tu casa:

Muchas personas no están preparadas para trabajar aisladas de otras. Aunque sea más fácil manejar todo de forma virtual, tómate el tiempo para hacer reuniones con tus clientes y tus compañeros de trabajo o socios en espacios públicos.

2. Tener disponibilidad 24/7:

No te sientas culpable de tener un horario laboral aunque estés trabajando desde casa, debes evitar el llamado desgaste y tener tiempo personal.

3. Permitir interrupciones:

Organiza tu agenda para determinar momentos en los cuales no atenderás llamadas o revisarás correos electrónicos para poder enfocarte en lo que debes hacer. Recuérdale a tus familiares que sólo te busquen si es urgente.

4. Depender demasiado de los seres queridos:

Sin colaboradores puedes caer fácilmente en el hábito de solo hablar d etu negocio con tu pareja o familiares. Para evitar que ellos se cansen del tema, involúcrate con  gente de tu área de negocio para tener quién te aconseje bien.

5. No tener un área de trabajo:

Aunque tu casa no sea grande,  lo mejor es que dispongas de un espacio solo para trabajar y si debes hacerlo en la sal o comedor, trata de que sea lo más organizado posible para que no sientas que estás en casa.

6. Ser desorganizada:

Trata de mantener papeles, documentos y carpetas organizadas. es fácil caer en el desorden cuando trabajas desde casa, pero la idea es no tener que preocuparte por saber en dónde están tus papeles importantes.

7. Iniciar tu día sin un plan:

Organiza tu tiempo para realizar tareas a corto plazo y otras a largo plazo. Fija un horario de trabajo y atente a él, y asegúrate de dejar tiempo para asuntos inesperados.

Lee el artículo original aquí

Sin-título-1

Palabras mágicas para cerrar tus ventas

Es un hecho que vivimos en una sociedad predominantemente visual. El cine, la televisión y el internet son ventanas constantes hacia un mundo que nos llama a mirar. Frases como “ver para creer”, “de la vista nace el amor” o “el que no enseña no vende” parecen confirmar esta idea. Sin embargo, la realidad no siempre es como dictan los clichés.

Somos lo que decimos y reaccionamos en función de lo que escuchamos y leemos. Como bien lo saben los políticos y los locutores, las palabras tienen el poder para seducir, inducir, persuadir, excitar y motivar. Por esta razón, se usan eslóganes para enfatizar una marca.

Existen palabras que te pueden ayudar a que tu producto se vea más atractivo para que logres cerrar una venta, y son estas:

Gratis: Aunque bien sabemos que no hay nada gratis en la vida, esta palabra nunca pierde fuerza. Muchos mercadólogos la consideran como la más poderosa para vender. El problema es que muchas veces lo que se anuncia como gratis no tiene nada de gratis, y esto genera molestia. Si vas a decir que algo es gratis, cúmplelo.

Fácil: Lo fácil es sencillo, sin complicaciones, sin desgaste, sin problemas. Todos buscamos hacernos la vida más fácil y con menos obstáculos.

Remate: Es más fuerte que “descuento” o “rebaja”, y es más dramática. 

Garantizado: Es como si subrayaras tu promesa; es un énfasis de seriedad y un sello de confianza. Lo que está garantizado “funciona porque funciona”.

De inmediato: Esta expresión es mejor que “al instante”, que se ha usado mucho últimamente. Y es que “al instante” suena como algo mágico, como si se tratara de sacar a un conejo de un sombrero de la nada. En cambio, la expresión “de inmediato” es más confiable y genera unvínculo con la acción que buscamos del consumidor. Cuando la persona hace una llamada o visita a un distribuidor o realiza una compra, “de inmediato” recibirá el beneficio.

Mejor: Todos queremos mejorar en algo. Buscamos un mejor ingreso, una mejor salud, una mejor casa, una mejor vida. Por ello que esta palabra goza de tanta efectividad. Llega al fondo de muchas de nuestras necesidades más profundas.

Nuevo: La esperanza por lo nuevo es una cualidad universal del ser humano. A través de los siglos y los continentes, siempre hemos creído que el mañana será mejor. Ansiamos un nuevo día, un nuevo año, un nuevo comienzo. Curiosamente, el amarillo es el color que más rápido captan nuestros ojos, quizá porque es el color del sol que a diario nos anuncia cosas nuevas.

Poderoso: El poder es algo que todos buscamos. Poder para influir en nuestro mundo, para dominar la naturaleza, para superar las amenazas del medio ambiente. Algo poderoso es como un amuleto que transmite su fuerza a nuestra persona, ya sean espadas, anillos, coronas o detergentes.

Tú: En la publicidad tienes que hablarle a alguien. Y como bien lo saben los locutores de radio cuando se dirigen a sus radioescuchas, no dicen “todos ustedes”, sino “tú, que nos escuchas desde tu auto”. Mientras más personalizada sea tu intención, más impacto generarás. 

Ahora ¡a ponerlas en práctica!

Lee el artículo original aquí 

Captura de pantalla 2015-09-17 a las 2.03.38 p.m.

El País habla bien de la Fundación WWB Colombia

Captura de pantalla 2015-09-17 a las 1.34.27 p.m.

Queremos compartir con todos ustedes esta linda nota que redactó el periódico El País acerca del programa “Mujeres Emprendedoras” y el V Evento Regional para el Empoderamiento de la Mujer en Latinoamérica, realizado porJunior Achievement Américas y Junior Achievement Colombia, con la Fundación WWB y Citi Foundation.

Aquí está la nota:

Más negocios nacen de ideas familiares en Cali 

Aunque el mundo de las multinacionales es el que domina los mercados, hoy miles de pequeños negocios, surgidos de ideas familiares, se han convertido en una poderosa fuerza callada que está moviendo la economía y el empleo de ciudades como Cali.

Son ante todo iniciativas que le están ganando la batalla  a la pobreza, y en las cuales la mujer está jugando un importante papel. Tal ha sido su éxito que  muchos de esas nacientes microempresas  ya cuentan con el compromiso y  apoyo de esposos, compañeros y hermanos de las emprendedoras.   

Según la presidenta de la Fundación WWB Colombia, Daniela Konietzko, “el tema del emprendimiento ha surgido en los últimos años de una manera exponencial. En Cali estamos adelantando este programa de emprendedoras desde el año 2013 con mucho éxito”.

Hasta el momento son 528 los testimonios sobre todo de mujeres que han logrado cristalizar el sueño de tener un negocio propio para impulsar la economía familiar.

“Son ejemplos de transformación productiva en mujeres y hogares de escasos recursos. Veo por eso, que las mujeres colombianas son líderes, pujantes y luchadoras que con esfuerzo personal han superado sus dificultades”, anotó.

El programa de la fundación  capacita a las mujeres en economía financiera, manejo exitoso del dinero, liderazgo y emprendimiento empresarial, entre otros aspectos.

Una vez finalizada su etapa de formación, la mujer y su familia pueden explorar una idea de negocios, y si es viable, podrán obtener microcréditos a través del banco WWB.

Muchos de esos logros fueron conocidos en Cali durante las deliberaciones  del V evento regional para el “Empoderamiento Económico de la Mujer en Latinoamérica”, organizado por el programa Junior Achievement Colombia y Citi Foundation.

Durante el encuentro los mejores 25 emprendimientos que se han creado y fortalecido a lo largo de tres años  de operación del programa “Mujeres Emprendedoras”  en Cali, exhibieron sus productos ante expertos en  empoderamiento  de 11 países de Latinoamérica.

Son muchas las apuestas, y grandes los sueños, la mayoría de ellos alcanzables. El País presenta tres de esas destacadas realizaciones y apuestas de negocios.

Mejor ambiente

  • Según el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Colombia se ubica en el  tercer lugar de la región con un ambiente favorable para que las mujeres sean emprendedoras.
  • El BID destaca que un escenario  ventajoso como bajo riesgo operativo de las empresas y fácil acceso a herramientas financieras.
  • En el país hay 790  organizaciones de apoyo al emprendimiento.
  • La apuesta por el calzado artesanal

Desde que era estudiante Johanna Agredo Mosquera mostró espíritu de empresaria. En sus ratos libres fabricaba cerámicas y zumo de uva, que vendía a sus compañeros de colegio para ganar su propio dinero.

Tras casarse con Jefferson, ambos lideraron un programa de recuperación social llamado “Camino a la Felicidad” que recorrió muchas ciudades. Esa tarea daba satisfacciones personales, pero no dinero.

Tras analizar esa realidad, Johanna y su esposo regresaron a Cali, y por invitación de una de sus amigas, asistió a varios cursos para  producir calzado artesanal.

No fue fácil, pero creó su  empresa: Calzado Life. La idea  se convirtió luego en un negocio familiar, tanto que Jefferson renunció a su empleo para dedicarse  a este proyecto junto a su hija María Camila.

En su residencia del barrio la Nueva Floresta tienen su taller.  Fabrican sandalias y baletas y otros, bajo un concepto personalizado. Ellos van a la casa del cliente toman sus medidas y definen su gusto. Una idea con la que buscan conquistar el mercado.

  • De la carpintería a los pasteles 

Sandra Liseth Leal Ramírez  empezó en la carpintería como emprendedora. Vendía cuadros, pinturas, artículos en madera, fruteros, entre otras cosas. Con los productos y químicos que utilizaba, sus pulmones se vieron afectados. Todo terminó cuando los médicos le recomendaron abandonar esa actividad. 

Desanimada por lo sucedido, se refugió en su hogar, pero no dejó de luchar por su esposo y sus tres hijos.  Todo empezó tras apreciar la elaboración del ponqué de matrimonio de una prima. Adelantó un curso básico de pastelería y hace tres años  bajo la tutela de su maestra creó el negocio ‘Endúlzate con Amor’.

Con el apoyo de su familia, Sandra Liseth  crea y hornea una variedad de tortas y pasteles, todo en su casa-taller del barrio El Limonar.

“Muchas veces desistí de otros emprendimientos, pero ésta, ha sido una meta propuesta y puedo decir que lograda”, dice.

El negocio va viento en popa, y su familia le ayuda a difundirlo entre amigos y conocidos. Un verdadero ejemplo de superación.

  • Arepas bajo un nuevo concepto 

“En mi época de colegio vendía dulces y hasta hacía postres. Tenía tan abarcado todo el colegio, que hasta me prohibieron vender”, recuerda Gerardo Antonio Serna, un joven emprendedor caleño de 24 años de edad.

Pensaba estudiar ingeniería farmacéutica, pero cuando su novia quedó en embarazo sus planes cambiaron.

Su iniciativa de negocios surgió tras proponerle a su madre combinar sus habilidades en la cocina con su capacidad como vendedor.

Creó su marca microempresarial   “Las Delicias de Niko” hace tres años en el barrio El Troncal, donde hoy fabrica y vende arepas fritas, diferentes a las asadas tradicionales.

Usa, dice, una técnica basada en combinaciones de harinas que permiten  un producto crocante no grasoso  para degustar con salsas y rellenos.

La colombianita, La tumbarrancho,  Reina Pepiada, y La Porky, entre otras, son algunas de sus creaciones.

Aunque el programa de la  fundación WWB forma especialmente a mujeres, Gerardo le apostó porque dice que su orientación permite impulsar un negocio y unir más a las familias.

Lee el artículo original en El País