Mejores aliados, excelentes resultados

Contar con aliados estratégicos no solo le ha permitido a la Fundación WWB Colombia crecer a lo largo de cuatro décadas, sino aumentar el impacto de sus iniciativas en torno a las personas, el conocimiento y las inversiones que permitan cerrar las brechas de desigualdad que afectan a las mujeres y promover su participación activa en el desarrollo económico.

“No podemos llegar al territorio solos. Por eso, mapeamos quiénes son los que mejor conocen una población y tratamos de acompañarnos para lograr un mayor impacto. De esa manera, también manejamos más eficientemente los recursos económicos y el tiempo disponible”, asegura Daniela Konietzko, presidenta de la Fundación WWB Colombia sobre los beneficios de trabajar con aliados de alto valor.

Al haber construido confianza con la población, los aliados aportan información o datos sobre el perfil, la situación actual y las necesidades de las beneficiarias y los beneficiarios. Entonces, la oferta que se viabiliza desde la Fundación en conjunto con ellos resulta realmente pertinente.

De acuerdo con Ximena González, líder de Alianzas de la Fundación, este ecosistema que se ha construido durante años incluye entidades de los sectores público, privado y académico que están alineadas con el propósito de fortalecer las capacidades tanto personales como empresariales de las personas en situación socioeconómica vulnerable, especialmente de las mujeres.

Así, la Fundación ha desarrollado iniciativas de la mano del Gobierno Nacional, la Gobernación del Valle del Cauca, las alcaldías de Cali y otros municipios del departamento, fundaciones empresariales, Cámaras de Comercio, universidades, centros de pensamiento nacionales e internacionales y fondos de inversión que operan con una lente de género.

Gracias a esta estrategia, ha desplegado sus iniciativas en 14 municipios del Valle del Cauca, además de Guapi y Timbiquí, en el Pacífico caucano. También ha logrado impactar a comunidades en diversos municipios colombianos y ha trascendido fronteras con el proyecto desarrollado para la cadena hotelera Accor,

que opera en diversos países de América Latina, en torno a la prevención de violencias de género a partir de la iniciativa “Ofelia no está sola”.

La unión hace la fuerza

La Fundación WWB Colombia también se unió a la iniciativa Compromiso Valle, que se estructuró tras el estallido social de mayo del 2021, para dar respuesta a los requerimientos de los jóvenes. Entre otros, apoya el eje de emprendimiento al poner a disposición de todos los caleños el Plan Reactívate, que creó en 2020 para apoyar a los propietarios de negocios de subsistencia afectados por las cuarentenas.

“Con la Fundación hacemos equipo en toda la ruta que ofrecemos. El trabajo conjunto nos permite capacitar a mujeres, hombres y jóvenes en todos los temas relacionados con el emprendimiento. Estamos beneficiando a miles de vallecaucanos”, asegura María Virginia Vergara, directora de Compromiso Valle.

Igualmente, la Fundación tiene una alianza con Prosperidad Social, entidad del Gobierno que atiende a poblaciones vulnerables, que ha facilitado la articulación de sus programas. Mientras la entidad gubernamental lleva su programa Familias en Acción a todos los departamentos colombianos mientras la Fundación WWB Colombia implementa sus iniciativas de educación financiera y su estrategia de prevención de violencias de género.

“La Fundación acompaña a las mujeres emprendedoras que necesitan del apoyo de terceros. Hemos ejecutado programas en pro de la población en condición de pobreza extrema y de vulnerabilidad en el Valle del Cauca y hemos evidenciado cómo les cambian la vida a las mujeres. Ha sido un apoyo vital”, dice Diego Arias, director regional de Prosperidad Social en el Valle del Cauca.

Por otro lado, el trabajo realizado con las Cámaras de Comercio de diversos municipios ha sido crucial para lograr el acercamiento a los emprendedores. Gracias a la autonomía que manejan estas entidades, ha sido muy eficiente la suscripción de convenios y su ejecución.

“El trabajo de la Fundación nos motiva a reflexionar, a entender que existe la diversidad en nuestra ciudad y que tenemos que seguir trabajando por cerrar las brechas de desigualdad. Pero, sobre todo, nos invita a trabajar todos juntos como ese ecosistema de cambio que Cali necesita”, afirma Luis Fernando Pérez, presidente de la Cámara de Comercio de Cali.

Estos acuerdos también le permiten a la Fundación alcanzar otras metas. A través del convenio con la Academia Holberton Colombia, instituto que forma talento en desarrollo de software, ofrece becas para mujeres interesadas en capacitarse en esa área. Y por medio del Observatorio para la Equidad de las Mujeres, que opera junto a la Universidad Icesi, produce datos claves sobre las brechas de desigualdad que enfrentan las mujeres y que sirven como insumo para todas las instituciones interesadas en conocer esta realidad.

Además, el trabajo conjunto que se ha hecho con entidades como Promujer, en Guatemala y Bolivia, ha facilitado la transferencia de metodologías que allanan el camino de los diferentes proyectos que se adelantan en esos territorios.

Para Ximena González, aún queda mucho por hacer en el frente de alianzas. “Queremos posicionar a la Fundación WWB Colombia como una aliada clave para entidades multilaterales con las que podamos trabajar de la mano y, a partir de nuestras capacidades y conocimientos, incidir en política pública o participar en instancias en donde se aborden temas de nuestro interés”, concluye la líder de Alianzas de la entidad.