blog
24
ENE
2018

Zucchero, un emprendimiento ‘del cielo a tu boca’

Con una bandeja para hornear galletas que no le pertenecía y $10.200 prestados que le alcanzaron para una libra de harina, media de mantequilla y otra más de azúcar pulverizada, Jeimmy Gaviria inició Zucchero, un negocio del que no esperaba mucho, pero que hoy crece a pasos agigantados y con el que sueña convertirse en una gran empresaria.

zucchero-1-a

De profesora a mujer de negocios

Es Licenciada en Historia de la Universidad del Valle y trabajó como docente en diferentes colegios de Cali. Renunció a su último empleo en junio de 2016; y para agosto de ese mismo año ya no contaba con el dinero de su liquidación. Y como bien es conocido el refrán popular: “al mal tiempo, buena cara”, motivada por una amiga de la iglesia a la que asiste, decidió empezar a vender Graibes, las galletas polvorosas judías que en alguna ocasión ya había llevado a su comunidad.

zucchero-2-bAsí que se puso manos a la obra. En el horno de su tía se cocinaron las primeras 500 unidades que empacó en bolsas plásticas pequeñas. Ese día las vendió todas: un total de 50 paquetes de 10 galletas, a $1.000 cada uno.

Yo me dije “aquí está mi momento, ¡brilla como el sol, Jeimmy!”, cuenta entre risas. Y así fue, sus Graibes tuvieron tal acogida que se animó a continuar vendiéndolas no solo en la iglesia sino en otros lugares.

zucchero-3-c

Pero no quiso hacerlo sola. Sabía que una prima suya no pasaba por un buen momento laboral, así que la invitó a emprender con ella. “Pasé de profesora a hablar de negocios. ¿Quién se lo iba a imaginar?”. Desde entonces, Diana y Jeimmy son socias de esta empresa que hoy en día cuenta con 18 productos de repostería fina artesanal de sal y de dulce,basados en recetas del medio oriente.

zucchero-4-d

“Lo que más nos costó fue encontrar el nombre. Definitivamente no queríamos utilizar la palabra ‘dulce’ en nuestro negocio, así que buscamos ‘azúcar’ en diferentes idiomas y nos encantó Zucchero”. Y si bien su pronunciación en italiano es “suquero”, Jeimmy y Diana decidieron pronunciarlo tal cual se ve.

“El principio de lo que fue pequeño y el final de lo grandioso”

Para Jeimmy, Zucchero es más que repostería y platos con delicias libanesas. “Es el impacto que dejo en mi familia. Así les demuestro que con mucho esfuerzo y empuje estoy consiguiendo algo que todos veían lejano: tener un negocio propio”, afirma.

De acuerdo con esta joven caleña que creció y vive en el Distrito de Aguablanca y que, además, toca batería y tiene talento para la actuación, las ventas de Zucchero se han incrementado en un 43% en cuestión de un año así:

zucchero-infografia

Sin duda, un crecimiento que se ha dado gracias a las puertas que han abierto. “Yo no ‘sufro’ de pena. Si es de hablar y ofrecer, lo hago”, dice la emprendedora. Así fue como realizó su primer pedido grande con la Gerente de Mercadeo de Evacol, que dicho sea de paso, también la apoyó con el diseño de su logo a través de la asesoría de uno de los publicistas de esta empresa.

zucchero-8-b

Pero esto no es todo, entre sus clientes se encuentran personas que trabajan en importantes compañías del país, como TQ, Venus, Eurobelleza y City Express, quienes han referenciado a Zucchero como un emprendimiento de calidad y excelente servicio. “En la vida hay personas que nos rechazan, pero también están aquellas que dan y desean lo mejor para uno, y son ellas de quienes debemos rodearnos”, cuenta Jeimmy, afirmando que es una de las lecciones más importantes que le ha dejado este emprendimiento.

Sin capacitación no hay emprendimiento

El emprendimiento de Jeimmy y Diana es apoyado por la Cámara de Comercio de Cali, la Fundación WWB, la Alcaldía de Cali y su Secretaría de Desarrollo Económico, además forma parte del Centro de Emprendimiento ‘Prospera Aguablanca’ al que Jeimmy se vinculó gracias a un diplomado que realizó en la Universidad San Buenaventura.

zucchero-8-c

“Yo estoy convencida de que la capacitación es lo que realmente le permitirá progresar a cualquier negocio”, por eso, Jeimmy no desaprovecha ninguna oportunidad de crecimiento y aprendizaje y Yarú no fue la excepción.

zucchero-9

Para abril de 2017, cuando Jeimmy estaba a la espera de un nuevo ciclo en Prospera, se encontró con Yarú, Camino Integral para Emprendedoras, gracias a la alianza de este centro de emprendimiento con la Fundación WWB Colombia. Para ella fue una oportunidad imperdible. “Nos contaron de qué se trataba y nos mostraron todos los niveles, así que me ‘embarqué’ de una. Las capacitaciones que nos brindan son muy buenas. No es por ‘echarles flores’, pero como docente me di cuenta de lo bien planeado que tienen cada nivel”.

zucchero-22

Esta emprendedora asegura que lo que más le impactó fue el énfasis que se le hace al desarrollo del ser. “El hecho de que le apuesten tanto a este aspecto le permite a uno como emprendedor orientar mucho mejor la forma de manejar la empresa. Uno se vuelve un jefe que no pasa por encima de los demás. Priman el respeto y la tolerancia”.

Jeimmy ya cursó los dos primeros niveles de Yarú y se encuentra lista para iniciar el tercero. “También me gustó mucho cómo nos enseñaron a potenciar nuestros emprendimientos para que no los veamos solo como una pequeña unidad de negocio, sino como una industria grande en Cali. Yo sé que ahora estoy empacando galletas, pero en unos años esto será muy grande”, indica sin dudarlo.

zucchero-yaru-2

Pensando en las situaciones que mujeres como tú pueden enfrentar al comenzar sus emprendimientos, Jeimmy tiene tres consejos que son lecciones aprendidas a partir de su experiencia:

zucchero-icon-4 No tengas miedo. Evita escuchar demasiado las experiencias ajenas que no tuvieron un buen final. Tu historia es tuya y de nadie más.
zucchero-icon-2 Estudia. ¡Capacítate! Acude a los centros de emprendimiento.
zucchero-icon-3 Persevera hasta el fin. Los resultados no llegan ni en uno, dos ni tres años. Toca salir y probar el mercado. Pero ten en mente que sí se puede.

¡Ponlos en práctica e inspírate con más historias de emprendedoras como tú en nuestro programa radial Mujeres que Inspiran Mujeres!

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión del blog

Este espacio fue construido para compartir información y artículos especiales sobre Educación Financiera, buenas prácticas en liderazgo, administración de mi negocio y actitudes para ser un emprendedor exitoso.

Somos la Fundación WWB Colombia y trabajamos en proyectos que contribuyen al reconocimiento y proyección de las mujeres emprendedoras y microempresarias de Colombia, especialmente las de bajos ingresos, a través de la capacitación, el liderazgo y el empoderamiento, con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone