SE LANZA EL OBSERVATORIO PARA LA EQUIDAD DE LAS MUJERES EN EL VALLE DEL CAUCA

Santiago de Cali, Junio 20 de 2019. La capital del Valle del Cauca contará con un observatorio de producción de datos sobre la autonomía y la equidad de las mujeres, que sirvan como insumo para la construcción de políticas públicas de impacto local y regional, con objetividad, neutralidad e independencia.

El Observatorio para la Equidad de las Mujeres (OEM) hace parte de una alianza entre la Fundación WWB Colombia y la Universidad Icesi, la cual procura aunar esfuerzos para construir, consolidar y visibilizar proyectos que contribuyan a la equidad e inclusión de las mujeres.

A través de la medición y el análisis sistemático y oportuno e información de calidad, precisa, válida y confiable, el OEM busca contribuir con insumos para el debate regional y nacional sobre las condiciones de vida de las mujeres en diferentes dimensiones para propiciar la intervención en la política pública y en las estrategias y programas de orden institucional, promoviendo la articulación de múltiples actores.

La abogada y politóloga Lina Fernanda Buchely, −directora del Observatorio−, explicó que este organismo se dedicará a hacer mediciones sobre la equidad de las mujeres en la región. “Pretendemos generar datos con cuestionarios propios e información contrastable. La primera salida a campo se realizó con 1507 encuestas a mujeres mayores de 18 años ubicadas en Cali, Yumbo, Jamundí y Buenaventura, a quienes medimos su autonomía (en términos de libertad para la toma de decisiones) asociada a variables como su cuerpo, economía y finanzas, así como liderazgo, participación pública y relación con el espacio público, con el fin de evidenciar las estrategias necesarias para intervenciones desde la política pública.

Buchely también agregó “Los datos del OEM construyen un mapa interesante de la situación de la autonomía de las mujeres en el Valle del Cauca, que muestran que nuestras madres, hijas, esposas, colegas y ciudadanas enfrentan barreras cotidianas para el ejercicio de su agencia. Medir es un ejercicio urgente para transformar la vida de estas mujeres. Eso es lo que hace el OEM”.

Lorena Acevedo, coordinadora académica del OEM, explicó que “Para el caso que nos convoca, se hace necesario impactar las dinámicas privadas y públicas con incidencia en la vida de las mujeres sobre aspectos como los roles hegemónicamente asignados, la división sexual del trabajo, brechas salariales y las desigualdades en la distribución del trabajo doméstico y de cuidado; condiciones que terminan siendo poco favorables para la participación de las mujeres en la vida pública a través de la ocupación de cargos de poder”. La experta puntualizó que “esa evidencia de debilidades de un modelo unitario, obliga a repensarse las relaciones de poder entre los géneros que impactan la distribución de funciones y recursos al interior de los hogares”.
Para el OEM son focos de intervención en política pública, la autonomía sexual de las mujeres y su dominio sobre el uso del tiempo, que según la primera medición, afecta a la mayoría. La reciente encuesta del Observatorio, reveló que el 80% del trabajo doméstico, es realizado exclusivamente por mujeres, y además el 51% del tiempo de todas, sin distingo de estrato o condición socio-económica, se destina al trabajo de cuidado, una cifra reveladora de la carga total de trabajo y responsabilidades, y la disparidad de roles respecto a los hombres.

Asimismo, el OEM busca impulsar la investigación de las condiciones que afectan directa e indirectamente las vidas de las mujeres a nivel individual, social, económico, cultural, político, entre otras. Para ello, apunta a desarrollar alianzas de orden interinstitucional y con el sector público, que a su vez conduzcan a generar productos como proyectos y semilleros de investigación. Estos esfuerzos buscan sumar actores que desde sus propios lugares de incidencia, identifiquen posibles campos de acción que contribuyan con el mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres a través de la investigación y el reconocimiento de condiciones propias de sus sectores y dinámicas.

Hallazgos de la medición:
La medición del OEM se hace en tres dimensiones de análisis: autonomía personal y familiar, autonomía económica y financiera y liderazgo y participación pública. Estas dimensiones buscan construir los mapas de autonomía de la mujer vallecaucana, para identificar problemáticas concretas que puedan superarse con estrategias de política pública. Los hallazgos en estas dimensiones son los siguientes:

Autonomía personal y familiar

• El 50% de las mujeres encuestadas han sido madres antes de los 19 años, y son ellas las que cuentan con mayor número de hijos.

• El nivel educativo del 42% de las mujeres está por debajo de la básica secundaria y sólo el 7% de ellas ha realizado estudios profesionales.

• El 79% de las mujeres dedican la mayor parte de su tiempo al trabajo de cuidado y al trabajo remunerado.

• El 49,9% de las mujeres encuestadas no sale de su casa en su tiempo libre y el 23,2% pasa su tiempo en casa de familiares

• El 46,7% de las mujeres, no sabe si su hogar es un espacio libre de violencia.

• De las mujeres encuestadas el 29,5% indica que nunca realiza ejercicio, siendo estas las mujeres más jóvenes, de 18 a 24 años.

• Las mujeres adultas mayores y las que perciben menos ingresos, tienden a reportar que “nunca” toman decisiones libres sobre sus relaciones erótico- afectivas.

• Las mujeres realizan siete veces más trabajo de cuidado que los hombres, por unidad familiar.

• De cada 100 mujeres encuestadas, 58 se sienten inseguras en las calles de barrios distintos al suyo; 42 en el centro de la ciudad; 41 mujeres se sienten inseguras en el transporte público y 35 mujeres en las calles de su barrio.

• Las principales acciones que realizan las mujeres encuestadas para resolver la sensación de inseguridad son: no sale de su casa (27,7%); solo sale cuando su pareja la acompaña (24,4%); sale en transporte privado, taxi o uber (22,8%) y sale con personas distintas a su pareja (16,7%).

Autonomía económica y financiera

• Las mujeres van perdiendo poder de decisión económica con respecto a sus parejas, en la medida que aumenta el nivel de complejidad del gasto: desde la distribución de sus ingresos con un 77% de decisión, hasta la compra de bienes, con un 23%.

• Solo 18 de cada 100 mujeres que ahorran tienen un monto fijo de sus ingresos destinado a ese ahorro.

• Solo 14 de cada 100 mujeres que ahorra, lo hace en cuentas bancarias. La mayoría tiende a hacerlo en casa, a través de formas mucho más tradicionales.

• Tan solo el 2% de las mujeres empleadas con remuneración, tiene un cargo gerencial o directivo.

• De las mujeres con un empleo remunerado, el 56% no tiene contrato o no sabe si lo tiene, lo que da cuenta de un notable desconocimiento acerca de los términos legales que amparan su contratación y el ejercicio de su labor como empleada remunerada.

• El 57% de las mujeres encuestadas se encuentran desempleadas.

• Todas las mujeres en algún momento han vivido alguna situación de inequidad o desigualdad laboral.

Liderazgo y participación política

• De cada 100 mujeres encuestadas, solo tres han accedido a un cargo de elección de popular. Estas tres mujeres son principalmente blancas y ganan más de cinco SMLV.

• En relación a la disposición a participar en política, el 48,1% no participa de ninguna manera, el 20,7% no ha tenido la oportunidad de participar y el 16,9% cree que con su voto es suficiente. Solo una mujer de cada 100 encuestadas piensa en postular su nombre para ser elegida en algún cargo de elección popular.

Información general: contextos de la situación de equidad de las mujeres

• El Dane reveló que la tasa de desempleo para enero del 2019 fue de 12,8%, lo que refleja un aumento de un punto porcentual con respecto al mismo periodo del año anterior.

• La brecha de género también aumentó hasta los 7,1 puntos porcentuales, es decir que mientras que los hombres desocupados llegan al 9,8%, las mujeres al 16,9%. Cifra preocupante, si se tiene en cuenta que población femenina en Colombia es mayoritaria y que las mujeres están más calificadas en Colombia.

• Según el Global Gender Gap Report, Colombia está en el puesto 12 de 149 en cierre de brecha de educación.

• ONU y OIT dicen que la brecha salarial está en 23% a nivel mundial. Para 2017, en Colombia la brecha está en el 17%. Índice de techo de cristal: 80% de hombres están en cargos directivos.

• El problema más evidente es el trabajo de cuidado. Su primera medición en la Encuesta de Uso de Tiempo- EUT, realizada entre 2013 y 2014, arrojó que las actividades de cuidado equivalen al 19 % del PIB. En mediciones de 2017, se muestra que las mujeres asumen en promedio un 75% del trabajo de cuidado.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *