Sin-título-1
13
MAY
2016

Herramientas para manejar tu microempresa exitosamente

Aunque no existen fórmulas mágicas que garanticen que tu negocio va a ser exitoso, si hay métodos y habilidades que se pueden desarrollar para contribuir a su buen manejo, que te compartiremos en este artículo:

1. Conoce tus talentos y deseos: Antes que improvisar con algunos tipos de negocios que no conocemos cómo funcionan, es mejor dedicarnos a aquello a lo que nos gusta y para lo cual tenemos habilidades, puesto que un trabajo para el cual no estamos hechos, seguramente lo ejecutaremos mal y un negocio que no nos gusta será poco motivante para sacarlo adelante.

2. Mantén una actitud positiva: El pensamiento es muy poderoso, si eres pesimista y no tienes fe en tus proyectos, esto se verá reflejado en unos resultados deficientes; incluso si te ha ocurrido algún episodio negativo, no te tires a la derrota, aprende de él y continúa luchando con optimismo.

3. Define tus metas: Siempre ten claro a donde quieres llegar para que proyectes tus ventas y acciones en fin de lograrlas y darle un sentido de progreso a tu negocio. Cada vez que alcances una meta, fíjate una nueva más alta, de esa forma tu negocio estará siempre proyectado hacia al mejoramiento continuo y el crecimiento.

Junto a la determinación de tus metas, crea un plan y presupuesto para garantizar su cumplimiento y como dice el refrán anónimo; “Si el plan no funciona, cambia el plan pero nunca cambies tu meta”

4. Identifica el tipo de cliente ideal para tu negocio: Cuando tienes identificado cuál es el tipo de cliente que consume tus productos o utiliza tus servicios, y así definir la estrategia y el lenguaje adecuado para promocionar tus productos.

5. Ábrete a nuevos aprendizajes: Utiliza cada fracaso cómo aprendizaje, ingresa a cursos que te ayuden al mejoramiento de tu negocio y tus productos o servicios y busca asesoría de personas que admires y que te puedan contribuir a mejorar.

6. Fija precios justos para ti y para tus clientes: Recuerda que el objetivo final de vender es producir ganancias, así que cuando pienses en el precio adecuado ten en cuenta las siguientes variables:

a. Costos de producción

b. Esfuerzo invertido

c. Gastos de nómina, si aplica

d. Del valor de tus productos deberá salir tu pago, y el de los costos fijos como arriendos y servicios.

Es importante también recordar, que aunque queramos ganar al máximo, el precio que establezcamos debe ser justo con el cliente, de lo contrario no podremos asegurar ventas.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión del blog

Este espacio fue construido para compartir información y artículos especiales sobre Educación Financiera, buenas prácticas en liderazgo, administración de mi negocio y actitudes para ser un emprendedor exitoso.

Somos la Fundación WWB Colombia y trabajamos en proyectos que contribuyen al reconocimiento y proyección de las mujeres emprendedoras y microempresarias de Colombia, especialmente las de bajos ingresos, a través de la capacitación, el liderazgo y el empoderamiento, con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone