wwb
27
AGO
2015

Formas para financiar tu negocio

Uno de los principales problemas al iniciar un negocio es la falta de dinero suficiente para ponerlo en marcha y hacerlo funcionar durante los primeros meses de vida.

Sin embargo, a pesar de tratarse de un problema común, este no debería ser un obstáculo pues siempre existirán varias formas de obtener el dinero que necesitas.

Estos son algunos de los caminos que puedes tomar para financiar tu naciente negocio.

Capital propio

La forma más común de financiar la creación de un negocio es utilizar capital propio, es decir, hacer uso del dinero que puedas obtener, ya sea de tus ahorros o de cualquier otra fuente personal como, por ejemplo, del uso de tarjetas de créditos o de algunas de tus pertenencias.

Al iniciar un negocio siempre es recomendable utilizar capital propio (ya que no estamos obligados a pagar intereses ni a tener que devolver el dinero) al menos en la etapa de la creación, y ya más adelante cuando el negocio empiece a crecer, recién empezar a buscar fuentes externas de financiamiento.

Familiares

Si no cuentas con suficiente capital propio, la primera alternativa es pedir dinero prestado a tus familiares, quienes son conscientes de tu capacidad y responsabilidad y probablemente aceptarán a hacerte un préstamo.

La ventaja de este tipo de financiamiento es que por lo general no estás obligados a pagar intereses (aunque en cuanto el negocio empiece a generar utilidades, es tu decisión si quieres retribuir el favor a quienes te ayudaron), ni a devolver el dinero tan pronto y en una fecha límite; lo que te permitirá trabajar tranquilamente en la creación de tu negocio, sin sentir tanta presión por tener que devolver el dinero.

Amistades

Lo usual en este caso es que tanto el monto del préstamo así como el plazo para la devolución de éste sean menores que en el caso de nuestros familiares. Sin embargo otra desventaja importante de esta alternativa de financiamiento es que podrías deteriorar la amistad que tengas con tus amigos en caso de que no puedas devolver el dinero en el plazo acordado.

Bancos

A este tipo de financiamiento es un poco complicado de acceder, puesto que los bancos suelen otorgar créditos solo a negocios en marcha y con determinada experiencia en el mercado, y no quienes recién comienzan; pero obtener un crédito no es imposible si cuentas con buena reputación crediticia, buenas referencias comerciales y, sobre todo, una atractiva idea de negocio con un sólido plan de negocios que la respalde.

Otras entidades financieras

No necesariamente debes pedir un préstamo en el banco, existen otras entidades financieras que de preferencia estén orientadas a la pequeña y mediana empresa, las cuales son más accesibles que los bancos, pero así como en el caso de éstos, para poder acceder al préstamo nuestra idea de negocio debe ser atractiva y estar respaldada por un sólido plan de negocios.

Pero piénsalo muy bien, la desventaja de este tipo de financiamiento es que, a diferencia de los bancos tradicionales, en estas entidades financieras el monto prestado suele ser pequeño, y el costo del préstamo (tasa de interés) suele ser elevado.

Socios

Sería recomendable que buscaras un socio o socia con las mismas motivaciones y aspiraciones que tu, que invierta el mismo capital que tu, y que aporte, además del dinero, otros recursos que sean complementarios a los que posees como, por ejemplo, experiencia en algún aspecto del negocio, conocimiento del mercado, contactos comerciales, etc.

La desventaja de tener un socio es que más adelante puede haber desacuerdos, diferencias o disputas, sobre todo si se empieza a fallar en el cumplimiento de los objetivos, y más aún si nos toca un socio conflictivo.

Inversionistas

Buscar un inversionista implica buscar una persona que quiera financiar el total o una parte de la inversión del negocio, y que como consecuencia de ello reciba un porcentaje de las utilidades de acuerdo a lo aportado.

Con este tipo de financiamiento puedes tener una gran desventaja ya que podrías tener que lidiar con el hecho de tener que pagar siempre una parte de las utilidades del negocio a alguien que invirtió inicialmente, y que luego no hizo nada más por crear o hacer crecer el negocio.

 

Concursos

Finalmente, otra forma de financiar la creación de un negocio consiste en participar en concursos sobre proyectos, planes o ideas de negocios, los cuales suelen ser organizados por organismos gubernamentales, universidades u otras entidades, y en donde se suele premiar al mejor proyecto, plan o idea con el financiamiento total o parcial del negocio.

Así que si tienes una idea de negocio atractiva e innovadora, que esté respaldada por un sólido plan de negocios, no dejes pasar la oportunidad de investigar sobre la existencia de este tipo de concursos en tu localidad, pues podrían ser una buena alternativa de financiamiento.

Si quieres saber más, puedes leer el artículo original en CreceNegocio

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión del blog

Este espacio fue construido para compartir información y artículos especiales sobre Educación Financiera, buenas prácticas en liderazgo, administración de mi negocio y actitudes para ser un emprendedor exitoso.

Somos la Fundación WWB Colombia y trabajamos en proyectos que contribuyen al reconocimiento y proyección de las mujeres emprendedoras y microempresarias de Colombia, especialmente las de bajos ingresos, a través de la capacitación, el liderazgo y el empoderamiento, con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone