20sep_piezav2
20
SEP
2018

¿Cómo y cuándo hacer descuentos?

“¿Y este en cuánto ‘me lo deja’?” Puede que esta pregunta sea muy familiar cuando estás frente a un cliente. Por eso, queremos compartir contigo cuándo y cómo administrar los precios de tu negocio y así conquistar a tus futuros compradores.  Así que toma nota de estas 5 posibles situaciones en las que podrás ofrecer un descuento.

  1. Reservar las fechas menos deseables

Si en tu negocio vendes repostería, brindas pasabocas en actividades o te encargas de la decoración de fiestas, en algunas ocasiones podrás tener clientes que acudan a ti en tiempo de inactividad o en un día no convencional esperando un precio especial. ¡No lo desaproveches! Con este tipo de descuentos puedes llenar esos espacios sin reservar y que representarán un beneficio económico para ti.

Eso sí, déjales muy claro a tus clientes que los precios de temporadas más concurridas no son negociables por la logística que estos representan.

44567156332_3f50fdf763_k

  1. Cliente fiel

Cuando un cliente ha sido fiel puede estar esperando un precio único o un descuento por lealtad. Esta es una opción que puedes proponer desde el principio decidiendo cómo lo recompensarás. Lo importante es encontrar un equilibrio y aclarar que estos precios se establecen en cierto nivel con condiciones específicas, ya que no es viable ofrecer un descuento por cada vez que alguien regrese a tu negocio.

44567156332_3f50fdf763_k

  1. Programa de referidos

Sin duda es una de las mejores estrategias ‘gana – gana’ implementadas en todo tipo de emprendimientos. Diseña una forma de recompensar a los clientes que refieran a más personas a tu negocio, por ejemplo un descuento en futuros servicios o, incluso, precios especiales a los clientes que los refieran.

dscf3613_new

  1. Descuentos posteriores

Se pueden dar cuando un cliente sienta que sus necesidades no se cumplieron por completo. Si consideras que está en lo correcto o ves la necesidad de negociar con él, puedes ser flexible en algunos precios.  Ten en cuenta que conservar a un cliente feliz hará que regrese a tu negocio, a pesar de algunas experiencias negativas que pueda tener.

44567156332_3f50fdf763_k

  1. Incentivar compras más grandes

Puede que tengas un cliente que realice una compra grande. Por ejemplo, una gran cantidad de las joyas que diseñas o un paquete de corte, tinte, cepillado y alisado, ¿por qué no? Para un momento así, debes prepararte con algún tipo de descuento o incentivo, bien sea para futuras compras o para esa que acaba de realizar; todo depende de cómo administras tu negocio.
44567156332_3f50fdf763_k
Finalmente, lo importante es que tengas que en cuenta que los descuentos son para beneficio de tus clientes y, por supuesto, de tu negocio y tus finanzas. Confía en tus precios y en lo que ofreces enfocándote en fortalecer la relación con tus compradores.

Basado en: bienpensado.com

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión del blog

Este espacio fue construido para compartir información y artículos especiales sobre Educación Financiera, buenas prácticas en liderazgo, administración de mi negocio y actitudes para ser un emprendedor exitoso.

Somos la Fundación WWB Colombia y trabajamos en proyectos que contribuyen al reconocimiento y proyección de las mujeres emprendedoras y microempresarias de Colombia, especialmente las de bajos ingresos, a través de la capacitación, el liderazgo y el empoderamiento, con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone