blog653-x-249_2
9
FEB
2017

¿Cómo saber si tu negocio es franquiciable?

Puede que estés pensando en la posibilidad de expandir tu negocio hacia nuevos horizontes y quieras entrar de lleno en la tendencia de las franquicias. ¿Por qué no? Grandes superficies del mercado hoy son exitosas gracias a que siguieron este modelo de negocios. Así que aquí te presentamos siete características imprescindibles de una franquicia.

Antes de conocerlas, primero es importante que reconozcas dos conceptos básicos de los negocios: el primero es que las ideas no son franquiciables, son solamente ideas. El segundo: todas las franquicias son negocios, pero no todos los negocios pueden llegar a ser franquicias.

Teniendo en cuenta estas dos ideas esenciales, descubre si tu negocio puede llegar a convertirse en una franquicia.

1. Tener marca registrada y protección de derechos de propiedad industrial

Si tu negocio cuenta una marca registrada y con los derechos de propiedad industrial protegidos, ya tiene una de las siete características de una franquicia. Pero ¿Sabes qué es una marca registrada? O exactamente ¿De qué se tratan los derechos de propiedad industrial? Y ¿Cómo protegerlos?

Pues bien, vamos a responder uno por uno.

Marca: de acuerdo con el artículo 134 de la decisión 486 de la Comunidad Andina de las Naciones, una marca es constituida por “cualquier signo que sea apto para distinguir productos o servicios en el mercado. Podrán registrarse como marca los signos susceptibles de representación gráfica.”

La CAN especifica con precisión cuáles son esos signos:

  • Palabras o combinación de palabras.
  • Las imágenes, figuras, símbolos, gráficos, logotipos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas y escudos.
  • Los sonidos y los olores
  • Las letras y los números
  • Un color determinado por una forma, o una combinación de colores.
  • La forma de los productos, sus envases o envolturas.
  • Cualquier combinación de los signos o medios indicados en los apartados anteriores.

En nuestro país, el derecho a la marca está condicionado a su registro ante la autoridad correspondiente, es decir, la Superintendencia de Industria y Comercio. Por su parte, el nombre y la enseña comercial son adquiridos por el primer uso en el negocio y su uso tiene como objetivo diferenciar un establecimiento de comercio de otro.

Derechos de propiedad industrial: corresponden principalmente a la marca, nombre y enseña comercial. También hay otros derechos como los diseños industriales, las patentes y los modelos de utilidad.

2. Tener un concepto determinado

¿Has escuchado alguna vez algo sobre el Know How? Este hace referencia al “saber hacer” de una empresa, lo cual establece cómo operar tu punto de franquicia. Precisamente este es determinado según la claridad del concepto de tu negocio y es fundamental en el desarrollo y crecimiento de una franquicia. Por eso, debe ser más que una idea muy interesante.

3. Tener un mercado potencial

Sin un mercado potencial, una franquicia no es explotable. Así de sencillo. En muchas ocasiones, un solo punto de negocio abarca todas las necesidades del mercado del producto o servicio que ofrece, por lo que considerar expandirlo no será útil ni rentable. Significa que perderías tu inversión en el desarrollo de una franquicia que no cuenta con unos clientes interesados en ella.

4. Debe contar con productos o servicios atractivos

En otras palabras debe ser atractiva en términos comerciales, pues una franquicia no solo necesita de un potencial franquiciador al cual vender el concepto. Es decir, en ocasiones podrías encontrar un modelo de negocio que puede ser una excelente apuesta comercial, pero sus servicios o productos no corresponden con las necesidades reales de las zonas en las que se va a establecer la franquicia.

5. Debe estar legalmente constituido

Sí, puede sonar obvio, pero este aspecto es de gran relevancia. Es posible que en Colombia exista un sinfín de establecimientos comerciales con un gran potencial para ser una franquicia con altísimo éxito, sin embargo son negocios que iniciaron en la informalidad y continúan siendo informales. Si un empresario desea que su empresa crezca, debe cumplir con los deberes y obligaciones de legalidad.

6. En términos financieros debe ser un buen negocio

Sin lugar a dudas una franquicia es un gana – gana, por lo que debe estar concebida como un negocio rentable. Si no cumple con esto, su fracaso es inminente para ambas partes.

7. Debe ser repetible y transmisible

¿Recuerdas el punto cuatro? Pues bien, uno de los aspectos esenciales de una franquicia es que puedas y sea sencillo para ti transmitir el conocimiento de tu marca al franquiciado, es decir, el Know How. Si esto no es replicable, la operación de la franquicia no será exitosa. ¿Cómo hacerlo? Mediante asesorías, capacitaciones, manuales de marca y más.

Consulta en info@franquicialatam.com si tu negocio puede ser una franquicia.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión del blog

Este espacio fue construido para compartir información y artículos especiales sobre Educación Financiera, buenas prácticas en liderazgo, administración de mi negocio y actitudes para ser un emprendedor exitoso.

Somos la Fundación WWB Colombia y trabajamos en proyectos que contribuyen al reconocimiento y proyección de las mujeres emprendedoras y microempresarias de Colombia, especialmente las de bajos ingresos, a través de la capacitación, el liderazgo y el empoderamiento, con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone