blog_catalogo
13
DIC
2016

Cómo hacer un catálogo de productos

Hacer un catálogo de productos es una forma efectiva de ampliar tu cartera de clientes y de presentarles todos los productos increíbles que ofrece tu empresa. Un catálogo puede llegar a aquellos clientes que nunca pondrían un pie en tu tienda. Siempre y cuando sepas qué incluir en el catálogo de productos y cómo presentarlo de una forma organizada y atractiva visualmente, podrás tomar la idea y convertirla en una herramienta de publicidad real en muy poco tiempo.

Haz tu propio catálogo de productos

1. Reúne el contenido. 

Asegúrate de tener listos todos los componentes antes de empezar cualquier paso de diseño. El contenido que necesitarás antes de hacer el catálogo incluye imágenes de los productos, una lista de los productos y sus características y una lista de los demás contenidos que deben escribirse, como la información de la empresa, los testimonios de los clientes y cualquier información que ayude a los clientes a tomar la decisión correcta.

2. Prepara imágenes visualmente atractivas de los productos.

Puedes Las fotografías de los productos son uno de los aspectos más importantes del catálogo, ya que es lo que los clientes verán primero. Una imagen atractiva incitará a los clientes a leer la descripción y esperemos que también a comprar.

Si tienes habilidades para tomar fotografías, tienes una cámara digital y te sientes cómodo haciéndolo tú mismo, ajusta la cámara en la resolución más alta y sigue el protocolo para tomar fotografías de productos: crea imágenes individuales (no grupales) de productos con un fondo claro.

3. Conoce las características del producto.

Antes de escribir el contenido de cada producto, tendrás que saber todas las especificaciones técnicas de cada uno. También puedes asignarles números y precios a los artículos, incluyendo los precios originales y los precios con descuento. Puede ser que también quieras anotar todos los beneficios que se te ocurran al revisar los productos. Aunque es posible que quieras darles a conocer a los lectores todos los pequeños detalles que deben saber de cada producto, solo debes darles la información que les ayudará a tomar una decisión. Puedes dirigirlos a tu sitio web o tu página de Facebook (si los tienes) si quieren más información del producto.

4. Elige un tamaño adecuado para el catálogo.

Debes elegir un tamaño conveniente para el catálogo cuando esté cerrado. Dependiendo del lugar donde se va a usar (ya sea en un avión o en una mesa de una sala de espera), tendrás que considerar cuál es el tamaño más conveniente para los productos, de modo que los clientes no se sientan abrumados por un catálogo exageradamente grande ni frustrados por un catálogo demasiado pequeño que no les permita ver claramente las imágenes y la información de los productos que les interesan.

    • Asegúrate de mantener el recuento de páginas en incrementos de 4 páginas, ya que las imprentas imprimen 4 páginas en una hoja de papel entera (2 al frente y 2 en la parte posterior).

5. Escribe las descripciones de los productos.

Trata de que las descripciones sean cortas. Tendrás que incluir las características de cada producto, pero asegúrate de adjuntar pequeños beneficios a cada característica. Y no olvides agregar un beneficio principal. Por ejemplo: la característica llamativa de unos guantes de golf es que proporcionarán un agarre más estable del palo, pero lo más importante es que los clientes podrán jugar al golf a un nivel profesional al usar estos guantes (beneficio principal). Ayúdales a los clientes a elegir el artículo correcto, escribiendo sobre los productos y describiendo lo que necesitan saber de ellos, desde el precio hasta el peso o las dimensiones.

6. Organiza el contenido.

Tendrás que planificar qué contenido aparecerá en cada página. Asegúrate de colocar juntos los productos similares. Además, deberás colocar los productos que van juntos, uno cerca del otro. Por ejemplo: si vas a vender zapatos de vestir de lujo para hombres, puedes colocar en la misma página los calzadores que mantendrán los zapatos intactos durante mucho tiempo, ya que los clientes que se interesan por los zapatos buenos podrían estar buscando esto también. Esta también es una forma excelente de mostrarles a los clientes algo que ni siquiera sabían que necesitaban.

    • Para organizar el contenido con eficacia, no solo necesitarás secciones de productos, sino también una sección introductoria en la parte frontal del catálogo, una sección educativa si quieres incluir artículos, así como una sección con la información de devoluciones y garantías. Puedes intercalar artículos en todo el catálogo para que la compra de los productos nunca se aleje de la mente del cliente.
    • Asegúrate de usar una tipografía y diseños consistentes para que los clientes no se distraigan. Sin embargo, debes facilitar la búsqueda de una sección específica colocando colores en las partes superiores, inferiores o en los laterales de las páginas de cada sección.

7. Crea una portada impresionante.

La portada será lo primero que tus posibles clientes verán y hará o evitará que el catálogo sea un éxito. Si la portada no llama la atención, puede ser que el catálogo termine en la basura incluso antes de que un cliente lo abra. Los artículos distintivos, las ofertas especiales o descuentos y las imágenes impresionantes incitarán al consumidor a pasar las páginas. Si el catálogo es por temporadas, elige un tema que coincida con la época del año o una fiesta próxima.

8. Diseña un formulario de pedido.

Aunque crear un formulario de pedido puede ser un poco tedioso, ten en cuenta que un cliente podría decidir no comprar esa lámpara extraordinaria porque el formulario es demasiado confuso. Al incluir un número de servicio al cliente, les darás a los clientes una forma de ponerse en contacto contigo si se quedan atascados. Un formulario removible que ya tenga la dirección incluida, hará que el envío por correo sea mucho más fácil para los clientes también. No olvides incluir las opciones de cantidad y de dirección de facturación y envío. Si los clientes también pueden pedir el producto en línea, hazles saber que esa es una opción.

9. Imprime el catálogo.

Si tu catálogo solo tiene 4 páginas, podrías intentar imprimirlo tú mismo, pero a un profesional le llevará menos tiempo y te garantizará resultados de calidad. Además, una imprenta comercial se ocupará de los asuntos como la implementación de las páginas (orden de las páginas) y el ajuste en el tamaño de las páginas (para que al doblarlas, las páginas exteriores no queden más cortas que las páginas interiores). Una imprenta también podrá usar una técnica de encuadernación mucho más duradera. Algunas imprentas incluso ofrecen servicio de envío para tu comodidad. Solo asegúrate de buscar una imprenta en la que puedas confiar que te dará precios razonables y calidad profesional.

Fuente: http://es.wikihow.com

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión del blog

Este espacio fue construido para compartir información y artículos especiales sobre Educación Financiera, buenas prácticas en liderazgo, administración de mi negocio y actitudes para ser un emprendedor exitoso.

Somos la Fundación WWB Colombia y trabajamos en proyectos que contribuyen al reconocimiento y proyección de las mujeres emprendedoras y microempresarias de Colombia, especialmente las de bajos ingresos, a través de la capacitación, el liderazgo y el empoderamiento, con el fin de mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Compartir en redes sociales...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone