pieza-principal-blog-alejandra-buchelli

Alejandra Buchelli Indumentaria: emprendimiento y capacitación con el mejor sentido de la moda

María Alejandra Buchelli tiene estilo para emprender. Y es que su habilidad para las manualidades y buen sentido de la moda, le han permitido capacitarse en temas de bisutería y marroquinería para crear su propio negocio: Alejandra Buchelli Indumentaria.

Hace un poco más de dos años, Alejandra trabajaba como empleada en una empresa de la industria de la moda. Su experiencia en ese lugar despertó el sueño de tener un emprendimiento que le permitiera progresar como mujer y profesional.

“Empecé casi sin obtener ganancias de las ventas. Duré tres meses prácticamente regalando mi trabajo. No tenía idea de cuánto valían mis productos y los comercializaba a precios muy económicos. Si se vendían, bien; y si no, también. No tenía un orden”, con estas palabras, la emprendedora asegura que, como muchos, en un principio su negocio no contaba con un norte fijo al cual dirigirse para crecer.

Así fue como en medio del ‘caos’, conoció de Yarú: Camino Integral para Emprendedoras, y, sin dudarlo, se inscribió. “Mis miedos se quedaron en la puerta y comenzó una marca nueva. Conocí a gente que estaba en la misma situación que yo. Realmente, más que tener profesores y compañeros, encontré a una familia que me apoyó a trascender en mi negocio”, afirma.

El cambio fue radical. Mientras toma una piedra para completar el collar que trenza con sus propias manos, la emprendedora indica que “todo estaba sumamente desordenado”, no sabía administrar sus finanzas, establecer precios o incrementar sus ventas. Es así como gracias a Yarú organizó su negocio, perdió el miedo y comenzó a creer en ella y en su sueño.

Poco a poco ha ido creciendo y derribando fronteras hasta tener clientes que piden collares, aretes y hasta bolsos no solo en Cali, ciudad donde vive, sino en Bogotá, Pasto y Barranquilla. “Esto lo logré gracias a Instagram. Aprendí a hacer el plan de mercadeo de mi emprendimiento, por lo que ahora sé cómo mostrar mis productos para vender más”.

¡A quebrar el cascarón!

Para María Alejandra, el énfasis en el desarrollo del liderazgo fue lo que más le impactó de la ruta Yarú. “Nos quebraron ese ‘cascaroncito’ que teníamos y nos hicieron renacer como empresarias, ver que nuestros proyectos realmente valen la pena, que es un estilo de vida y que tenemos que dar lo mejor de nosotras para seguir adelante. Yarú nos transformó”.

Con la mirada segura y la voz inquebrantable, Alejandra asegura que está convencida de ser una empresaria, de tener poder y las habilidades para tomar sus propias decisiones. Con ese mismo ímpetu, invita a las emprendedoras a capacitarse; pero no solo a iniciar, sino a finalizar este camino que las llevará a tener disciplina y orden en sus negocios y a ser mujeres empoderadas.

¿Quieres conocer más historias como la de Alejandra? No te pierdas Mujeres que Inspiran Mujeres Programa Radial, de lunes a viernes a las 5:00 p.m. por Radio Calidad 1230 AM, en Cali y por RCN Radio 1340 AM, en Buenaventura.

pieza-principal-blog-calzado_marroqueria-copia

400 mujeres emprendedoras de Cali inician su proceso de empoderamiento integral con la Fundación WWB Colombia

• Son mujeres de estratos 1, 2, y 3, cuyos negocios tiene más de 6 meses de creación y cuentan con un nivel de educación hasta máximo una carrera técnica.
• La Fundación en el 2017 capacitó 707 emprendedoras del Valle del Cauca en este programa.
• La meta para el 2018 es que 1500 mujeres emprendedoras vallecaucanas empiecen este camino de capacitación integral para que puedan organizar y mejorar el desempeño de sus negocios.

Santiago de Cali, junio 18 de 2018. Hoy 400 mujeres caleñas inician el primer nivel del programa de capacitación Yarú, Camino Integral para Emprendedoras diseñado por la Fundación WWB Colombia con el propósito de brindar las herramientas necesarias para que ellas tomen decisiones acertadas tanto para su negocio como para su vida.

Este grupo de mujeres de estratos 1, 2 y 3, tienen en común el ser propietarias de pequeños negocios con más de 6 meses de creación y el deseo de querer mejorar sus emprendimientos. Así como ellas, en estos momentos existen otras 730 vallecaucanas que desde el pasado mes de abril iniciaron su proceso de capacitación integral en la sedes de Prospera Yumbo (248), Aguablanca (329) y en el municipio de Florida (153).
Yarú, Camino Integral para Emprendedoras es la ruta de capacitación no formal presencial de la Fundación WWB Colombia que aborda de manera integral temas de liderazgo, emprendimiento, alfabetización digital y educación financiera, cuatro áreas fundamentales para el fortalecimiento de las capacidades personales y empresariales de las emprendedoras con pequeños negocios.

El Camino Yarú es una capacitación que promueve que las emprendedoras avancen en el desempeño y organización de sus negocios, en sus proyectos de vida y en sus relaciones familiares. Cuenta con una metodología propia, desarrollada por la Fundación WWB Colombia, a la medida de las necesidades de las emprendedoras, basada en el juego y la pedagogía para adultos, cuyos conceptos y herramientas son de fácil aplicación para la vida diaria.

El Camino Yarú consta de cuatro niveles de tres meses de cada uno; las clases, talleres y laboratorios son acompañados por FortaleSer, Acompañamiento Empresarial y Emprende & Aspira, programas que impulsan y complementan de manera integral el paso de las emprendedoras por el proceso de capacitación. FortalSer está enfocado en la persona; ofrece charlas, talleres, eventos y actividades para las mujeres y sus familias. Acompañamiento Empresarial, está enfocado en el fortalecimiento de los negocios mediante las sesiones de asesoría personal o grupal para los negocios. Y Emprende & Aspira, es el plan de fidelización que entrega incentivos (no monetarios) a las personas que están en capacitación.

“El Camino Yarú es un programa único, hecho a la medida de las emprendedoras, basado en nuestra experiencia de más de 32 años de trabajar con mujeres. En la Fundación creemos que cuando una mujer genera mayores ingresos, ella los invierte en educación y salud para sus hijos, y esto contribuye a romper con el círculo de la pobreza ” aseguró Daniela Konietzko, presidenta de la Fundación WWB Colombia. “Es muy grato ver como muchas de las emprendedoras y emprendedores que se han formado en la Fundación hoy cuentan con negocios ordenados, estables y sobre todo, son personas empoderadas tomando mejores decisiones” puntualizó la doctora Konietzko.

“Es muy importante capacitarnos en Yarú porque nos reciben y nos integran como familia, mi hija y yo nos capacitamos en Yarú. Allí nos hacen valer como personas, nos hacen encontrarnos con nosotras mismas y a la vez crear lazos con nuestras clientas; nos capacitan para mejorar nuestros negocios; es un proceso integral”, afirma Carmen Rosa Hurtado dueña de la peluquería Keratinas Xpress, quien hizo el Camino Yarú en el 2017.

Además de su programa de capacitación presencial para emprendedoras, la Fundación WWB Colombia dedica sus esfuerzos a contribuir al cumplimiento del quinto y octavo objetivo de desarrollo sostenible –ODS-, a través del apoyo y financiación de proyectos de investigación en temas de emprendimiento con o liderados por mujeres, del fomento a la educación financiera presencial y virtual con el curso manejo exitoso del dinero y la APP Miga, entre otros proyectos regionales y nacionales enmarcados en su objeto social.

Desde el 2012 por los programas de las Fundación han pasado más de 5,300 personas, en su mayoría mujeres, obteniendo resultados positivos sus negocios y sus familias.

————-
Sobre la Fundación WWB Colombia.

La Fundación WWB Colombia nace en el año 1982. Desde sus inicios ha tenido como propósito apoyar a la mujer emprendedora en situación de vulnerabilidad socioeconómica a través de programas y proyectos que impulsan su papel positivo en la sociedad.

En el año 2011 creó el Banco W destinado a facilitar el acceso a crédito a los sectores menos favorecidos, orientando sus actividades principalmente hacia el otorgamiento de créditos al sector de la micro y pequeña empresa. A partir de ese momento la Fundación concentró toda su actividad en impulsar procesos de empoderamiento de emprendedoras a través de capacitación especializada, fomento del liderazgo e investigación, para que de manera autónoma construyan un proyecto de vida digno y mejoren su nivel socioeconómico y el de sus familias; y de esta manera contribuir al mejoramiento de la competitividad de la región.

Mayor Información:

Grace Abadia – Coordinadora de comunicaciones corporativas
Correo electrónico: gabadia@fundacionwwbcol.org
Teléfono en Cali: (2)6670717. Ext. 114; celular: 310-598-4922

pieza-principal-blog-calzado_marroqueria

Habacuc Grupo Empresarial: confianza y determinación para emprender

Desde pequeña tuvo la necesidad de emprender. Así lo afirma Beatriz Varón, quien hace 12 años decidió dejar de ser empleada, motivada por la necesidad de disminuir sus largas jornadas de trabajo que se extendían de lunes a sábado y, en ocasiones, los domingos.

Y es que esta microempresaria caleña asegura que siempre tuvo ‘la chispa emprendedora’. Por eso, luego de haber recibido una dura respuesta por parte de su jefe, a quien solicitó un permiso especial para comenzar a estudiar, decidió ‘lanzarse al agua’.

“Yo llevaba 4 años trabajando en ese lugar y un día pedí permiso para estudiar. Mi jefe me respondió: “usted para manejar una caja no necesita estudiar”. Ahí me di cuenta de que necesitaba emprender si quería avanzar como persona”, afirma Beatriz.

De ‘plan B’ a ‘plan A’

Habacuc Grupo Empresarial inició como el ‘plan B’ de Beatriz Varón. Mientras decidía qué hacer, comenzó a comercializar diferentes productos para todo tipo de público: lociones, zapatos, ropa y accesorios.

“Lo llamé Habacuc inspirada en uno de los libros de la Biblia. Ahí afirma que aunque no haya lluvia, aunque las uvas no den, mejor dicho, aunque no haya nada, todo va a estar bien. Y así ha sido, todo ha estado bien conmigo y con mi negocio”, relata la emprendedora.

Pasó el tiempo y Beatriz se dio cuenta de que ese ‘pequeño negocio’ transitorio comenzó a crecer rápidamente. Nuevos clientes llegaron a solicitar sus productos y así fue como Habacuc Grupo Empresarial se convirtió en su sustento. “Gracias a él conseguí mi casa propia y mi vehículo. Hoy en día lo considero como una empresa”, asegura.

“Yarú me ha retado”

Conoció sobre la Fundación WWB Colombia y de inmediato se interesó en las capacitaciones. A pesar de tener su negocio hace 12 años, se ha dado cuenta de la necesidad de crecer como emprendedora y como persona. Eso fue lo que encontró en Yarú: Camino Integral para Emprendedoras.

“Yarú: Camino Integral para Emprendedoras era lo que necesitaba para organizarme, para llevar mi negocio a otro nivel. Estando allí me di cuenta de que me lancé al agua sin flotador. No tenía estrategia, planeación o análisis. Por ejemplo, el curso de costos me pareció vital. Yo no sabía cuánto valía una hora de mi trabajo ni cómo cobrarla. Ahí me di cuenta que una hora es mi tiempo y mi tiempo es vida, entonces, ¿Cuánto vale mi vida?”, cuenta Beatriz.

Para esta madre de un niño de 6 años, ser emprendedora ha sido una oportunidad única para aprovechar al máximo el tiempo con su pequeño. “En ocasiones puedo elegir estar con mi hijo y no trabajar. Acomodo mi agenda para aprovechar al máximo mi tiempo con él”. Precisamente esta es una de las motivaciones que Beatriz da para que las mujeres que aún no se animan a emprender, lo hagan.

Finalmente, hace una invitación para ‘lanzarse al agua’ pues, según ella, el 99.9% de las personas aprenden a nadar para no ahogarse. Eso sí, afirma que hay que hacerlo con una guía, “un acompañamiento como el que brinda la Fundación WWB Colombia para no perderse en el camino. Yarú te dará una ruta qué seguir, te va a guiar. Te ubica dónde estás, para dónde vas y cómo lo vas a hacer. ¿Qué más que invertir en ti y en tus potenciales?”, concluye.

Te invitamos a conocer la historia completa de Beatriz en nuestro programa de radio Mujeres que Inspiran Mujeres.

 

 

pieza-principal-blog

¿Qué motiva a los colombianos a crear su propia empresa?

El Reporte Global de Emprendimiento AGER 2017, realizado por la Universidad de Múnich, Alemania, el GFK y Amway, demostró que los colombianos tienen un fuerte espíritu emprendedor.

Esta encuesta, realizada en hombres y mujeres entre los 14 y 99 años de edad en 44 países del mundo, arrojó en sus resultados que en Colombia se vive un momento optimista para emprender.

Aquí te lo mostramos:

En nuestro país participó un grupo de 1.015 personas mayores de edad, habitantes de ciudades como Medellín, Cali, Barranquilla y Bogotá con las siguientes tendencias:

tabla

Lo anterior demuestra que en Colombia se está superando cada vez más el miedo a emprender, gracias a la disposición de aceptar el riesgo a fracasar y a empezar nuevamente. Adicionalmente, más de la mitad de los encuestados demostró saber cómo obtener los recursos económicos necesarios para iniciar su emprendimiento, un aspecto que derriba la creencia de que la falta de dinero es el mayor obstáculo de los emprendedores al momento de crear su negocio.

¿En qué necesitan más ayuda los emprendedores colombianos?

Según el estudio, los emprendedores del país buscan más ayuda en las áreas de:

mercadeo Mercadeo 24 %
administracion Administración 21 %
financiamiento Financiamiento 19 %
recurso-humano Recursos Humanos 18 %
ideas-de-negocio Ideas de negocio 16 %

Precisamente, la generación de nuevas ideas figura como el aspecto en el que menos necesitan ayuda, pues en Colombia y en Latinoamérica la innovación se fortalece cada vez más. De acuerdo con el Índice Global de Innovación 2017, nuestro país ocupó el puesto 65, luego de ser el 90, en el top 100 mundial.

Pero, ¿Cuáles son las preferencias emprendedoras en Colombia?

De acuerdo con los encuestados, los emprendedores colombianos prefieren:

  • Contratar personal que trabajar solos: 57 %
  • Vender un servicio que un producto: 54 %
  • Atender a los clientes personalmente: 75 %
  • Trabajar orientados a las ganancias que a lo social: 60 %
  • Trabajar en la ciudad más que en área rural: 64 %

Por otro lado, el estudio también demostró que el 33 % de los latinoamericanos reconocen las normas legales y estructurales para crear su propio negocio, mientras que en Europa solo lo hace el 26 % de los emprendedores.

La clave: ‘emprendizaje’

El panorama es alentador, sin embargo, es necesario identificar que para emprender se necesita más que abrir un nuevo negocio. Para ser emprendedora debes responder a estas tres preguntas:

grafico

Si tienes una respuesta afirmativa a estos interrogantes, el siguiente paso, y el que debes dar durante todo el camino, es emprender con un constante aprendizaje. Es importante que te capacites no solo en aspectos económicos o legales, sino también como mujer y como la líder que eres. De esto se trata el ‘Emprendizaje’. Así que si tienes una idea en mente, ¡No lo pienses más! Pon manos a la obra, crea tu propio negocio y capacítate.

Fuente: finanzaspersonales.com